Saltar al contenido

¿Cómo hacer un plan de estudios? La guía paso a paso

30 marzo, 2019
Plan de estudio

¿Te has descubierto postergando tus tareas por tiempo indefinido?,
¿estudias para un examen justo la noche antes, con el pretexto de tener los conceptos frescos?. Además, ¿te vas de fiesta la noche anterior al examen, confiando en tu instinto? SI este es tu caso, entonces, necesitas aprender cómo hacer un plan de estudios AHORA MISMO.

La buena noticia es que en este artículo te voy a mostrar cómo hacer un plan de estudios. Pero antes, veamos de que se trata y por qué te conviene tenerlo como hábito.
¿Empezamos?

El plan de estudios es el más importante de los 10 hábitos de estudios de todo buen estudiante en línea. No hacer un plan antes de estudiar es como salir a remar en medio del mar con dirección a la nada. Por esa razón, es muy importante que entiendas cómo hacer un plan de estudios puede elevar tu éxito académico.

¿Qué es un plan de estudios?

Antes de entrar de lleno en el tema, vamos a poner en contexto lo que se entiende por plan de estudios.

Plan de estudios se deriva de la palabra latina ratio stodiorum que significa organización racional de los estudios.

Furlan (1996)

Un plan es un modelo sistemático desarrollado antes de llevar a cabo una idea. Por estudio entendemos que es el ejercicio o esfuerzo para comprender o aprender algo. Por otra parte, a través del estudio también podemos investigar y reflexionar sobre un objeto o una cuestión para aprender de él.

En ese sentido, un plan de estudios es un sistema de pasos que son desarrollados antes de emprender nuestro viaje por el aprendizaje de un objeto de estudio específico. Existen decenas de definiciones de plan de estudios para diferentes contextos. Para el artículo que nos ocupa, esta es la más apropiada.

Sinónimos de plan de estudios

Un plan de estudios es llamado de diferentes formas, de acuerdo al contexto de que se trate. Es nombrado también con las siguientes expresiones:

  • Currículo de estudios.
  • Programa de estudios.
  • Programa de clase.
  • Plan de contenido.

Sin embargo, estos términos hacen referencia específica a un plan de estudios diseñado por una institución educativa. En el transcurso de este artículo aprenderás a cómo hacer un plan de estudios tú mimo.

¿Porqué necesito un plan de estudios?

No hay un plan de estudios pre-maquetado para todos. Mucho menos para todas las materias o todas las circunstancias. Cada estudiante debe tener su plan de estudios personal. No se recomienda que se copie el de un compañero, esto puede ser fatal: cada uno tiene sus propias circunstancias y éstas le afectan de forma diferente.

Un plan de estudios es el principio de una larga carrera de éxitos académicos. Pero no te engañes, llevar un plan de estudios muy rígido es tan malo como no llevar ninguno. Una de las cosas por las que se recomienda la planificación de los estudios es por la agitada vida que llevamos hoy en día. ¡El tiempo se nos va de las manos sin que nos demos cuenta!

Para que tengas una idea de la importancia de seguir un buen plan, tomemos el ejemplo de Ted, que gracias a la ayuda de Niklas Goeke, aprobó 6 exámenes con excelentes notas en 7 días. Más aun, realizó un MBA en 4.5 meses. Para quienes no lo conocen, Ted es entrenador y coach en Coach.me.

En la siguiente imagen te comparto el diploma de Ted:

MBA hecho en 4.5 meses gracias a un buen plan de estudios
Fuente: Developgoodshabit.com

Claro que no es necesario contratar un coach para que te muestre cómo hacer un plan de estudios a cabalidad.

Volviendo a nuestro tema, la razón principal de la planificación es establecer prioridades. Una vez establecidas, debemos tener la capacidad de respetarlas y llevarlas a cabo. Hacer un plan de estudios para que se vea bonito o solo subirlo a las redes sociales y ver cuantos likes le suma a tu perfil de Facebook no es un buena idea. Debes ser serio con esto, al final, el beneficio es solo para ti, no para tus fans o tus «amigotes digitales».

¿Cómo hacer un plan de estudios? 8 consejos para preparar el terreno

Aviso: estudiar es algo muy serio. En está sección del artículo te mostraré con seriedad cómo hacer un plan de estudios. Si no lo tomarás en serio, no pierdas tu tiempo y ponte ha hacer otra cosa.

Ahora aceptamos el hecho de que el aprendizaje es un proceso de por vida para mantenerse al tanto del cambio. Y la tarea más apremiante es enseñar a las personas a aprender. 

Peter Drucker

1. Establecer metas a corto plazo

Esto garantiza una motivación permanente. Las metas a corto plazo permiten su revisión en menos tiempo, dándonos el impulso necesario para continuar al próximo paso de nuestro plan.

Nota: es muy importante establecer hitos, proponte metas con un tiempo predeterminado, puedes hacerlo cada mes o cada dos meses. Recuerda que esto cobra más sentido cuando analizas las metas logradas o analizas porque no las lograste. Para estos casos, tu plan debe tener flexibilidad para incluir los nuevos cambios.

2. Establecer objetivos logrables

Este es otro gran factor de motivación. En este punto, es necesario olvidarse de la motivación y enfocarnos en lo que realmente podemos lograr. Establecer un objetivo de tipo «aprobar tres materias universitarias en este mes» solo te llevara a la decepción. Nuestro cerebro funciona mejor con un sistema de recompensas. Si logras lo que te propones, le das una motivación explosiva a tu psiquis para continuar.

3. Comienza el plan con lo que menos te gusta

Nunca olvidaré al profesor Julio, de morfología y sintaxis. Julio siempre decía que las materias que menos nos gustan, son las primeras que debemos estudiar y a las que mayor esfuerzo debemos dedicar. El profesor Julio explicaba la lógica de que es mejor asegurarse que se vamos a pasar está materia, para no verla nunca más.

4. Con un plan en grupo es mucho mejor

Los seres humanos somos muy sociales, nos encanta relacionarnos. Un plan de estudio en grupo te ayuda con la interacción en los demás. Pon en practica el aprendizaje colaborativo. Si estudias en linea, puedes armar estos grupos a través de herramientas de chat o de videoconferencias, aprovechándolas para desarrollar y ejecutar el plan juntos.

5. No seleccionar como estrategia lo siguiente: estudiar solo 5 horas, un día a la semana

En lugar de estudiar todo en un solo día, mejor distribuye esas horas en toda la semana. Tu cuerpo, tu mente y tus calificaciones te lo agradecerán. Pero sobre todo, te lo agradecerá tu cerebro, no está diseñado para soportar tanto tiempo en una misma actividad.

Nota: El profesional tiene un horario al que se apega. Como decimos en mi República Dominicana, ese horario debe ser respetado llueve, truene o ventee. Debe ser la cosa más seria que te propongas. Una buena ayuda es utilizar la técnica Pomodoro.

6. Un plan de estudio no es inamovible

Aunque ya hablamos de esto en el punto 1, es necesario abundar al respecto. Todos los estudiantes universitarios cursan varias materias al mismo tiempo. Igualmente los que estudian Cursos masivos abiertos y en linea, los llamados MOOC. El plan de estudio debe adaptarse a los cambios y manejarse en el menor corto plazo posible.

7. Crea una propia «Zona de Estudios»

Crea tu propia zona de estudio. Y cuando la escribas, hazlo con mayúsculas, como si tuviera nombre propio. Ahora que lo pienso, puedes utilizar tu creatividad y ponerle nombre. Esto le dará singularidad e importancia. Si es posible, debes crear dos zonas de estudios, para que alternes entre una y otra.

¿Ahora ves lo reconfortante que es aprender cómo hacer un plan de estudios?

Tu zona de estudio debe estar limpia y sin distracciones. En serio, ningún tipo de distracciones. Activa el modo de avión del smartphone. Olvídate de ponerlo en vibrador, esté modo es más molesto que el sonido de las llamadas entrantes. Niklas recomienda que una zona de estudios debe minimizar el estrés para maximizar el enfoque.

8. Cultiva buenos hábitos de estudio, pero sobre todo, duerme bien.

He escrito un artículo donde explico los hábitos de estudio más efectivas para tener éxito. Y uno de esos hábitos de estudio que nunca falla es tomar suficiente descanso.

Albert Einstein es uno de los científicos más brillantes que ha tenido la humanidad, ¿pero sabes que lo hacia realmente bueno? ¡Dormía 10 horas, todos los días! Einstein tenía un cerebro asombroso, ¡pero vaya si que cuidaba de él!

Veamos otro ejemplo: uno de los mejores jugadores de baloncesto de todos los tiempos, el mismísimo Lebrón james, duerme 12 horas al día.
¿Crees que hubiera podido rendir igual sin no dormiera tanto? Si a los grandes les funciona, porque no te funcionaría a tí.

Nota: programa una alarma para acostarte. Casi todo el mundo la programa solo para levantarse. Planifica la alarma también para que te avise la hora de acostarte, por lo menos hasta que te acostumbres. Descarga una aplicación en tu arma de reglamento. Tranquilo, hablo de tu smartphone.

Creando un plan de estudios personal de éxito

Otra vez, no existe una fórmula infalible que te asegure el éxito académico. Este dependerá de muchos factores, que muchas veces están fuera de tu alcance. Pero si aprendes cómo hacer un plan de estudios tomando en consideración los siguientes consejos, de seguro tendrás mucho éxito.

1. Establece los objetivos de aprendizaje

Es el principio de todo plan. Si vas a hacer un plan, debes saber primero hacia donde quieres llegar. Establece estos objetivos de acuerdo a la materia o la temática de la clase que estás estudiando.

2. Crea las estrategias de cada objetivo y las actividades que llevarás a cabo cada una de ellas.

Todos los planes se deben crear bajo este esquema: objetivos, estrategias, actividades. En ese mismo orden, cada una subordinada a la anterior. Pero no te compliques, puedes escoger un solo objetivo, dos o tres estrategias y una o dos actividades para cada estrategia. tampoco es que debas hacer «un dossier a cuatro colores para una presentación empresarial». Mantenlo claro, conciso y sencillo.

3. Crea una tabla de tiempo de tus actividades

Crear está tabla te permitirá dar un seguimiento cercano a tus actividades diarias. Esto con la finalidad de descubrir cuál es la hora del día más cómoda y con menos interrupciones para estudiar. En la tabla, debes escribir tus actividades cotidianas, por lo menos durante una semana. La herramienta imprescindible para este ejercicio es MS Excel.

Puedes crear una lista de cada una de las acciones que llevarás a cabo. Por ejemplo, si tienes programando asistir a 10 conferencias sobre la historia de Egipto, tu lista debe verse así:

  1. Asistir a la conferencia de Historia de Egito I
  2. Asistir a la conferencia de Historia de Egipto II
  3. Asistir a la conferencia de Historia de Egipto III

Y así, hasta la décima conferencia. La lista debe ir acompañada de un espacio para cotejar la realización de cada acción al lado.

4. Desarrolla un horario y ¡cúmplelo!

Ya estás a medio camino en tu aprendizaje sobre cómo hacer un plan de estudios. Lo estás haciendo muy bien.

Ahora que ya sabes cual es la hora ideal para estudiar de cada día, debes escribirlo en un calendario de estudios. No lo dejes en la mente. Debes desarrollar un horario y colocarlo en tu agenda. Verlo escrito hace que le des más importancia y debe tener tanta importancia como una cita con tu doctor. Es importante que anotes las asignaturas a estudiar en cada día de tu horario de estudios.

Una vez desarrolles tu horario de clases, debes tomarlo en serio. No cumplirlo es como hacer los preparativos para una fiesta y luego que se estás vestido, decides quedarte en casa. No camines por la vida dando tumbos, ¡Has tu plan y cúmplelo! Esto te ayudará a cultivar el carácter y dar más importancia a tus compromisos.

5. Determina tus metas de estudio.

Ya estableciste los objetivos de estudio, con sus respectivas estrategias y las actividades que se derivan de ellas. También conoces las horas adecuadas para estudiar en la semana. Además, has desarrollado un buen horario de estudios. ¿Qué sigue? Ahora debes establecer metas de estudio.

Es aconsejable que al principio de cada semana determines que necesitas estudiar y que planeas lograr con cada clase. Por ejemplo, puedes preguntarte: ¿deseo estudiar para un examen?, ¿aumentar el promedio de mis calificaciones en está materia?, ¿tengo que estudiar para entregar una práctica a tiempo? Pero sobre todo, ¡tus metas deben ser realistas!

Si no tienes tareas o exámenes asignados, es aconsejable que leas materiales complementarios respecto a la siguiente materia que tienes asignada en tu horario de estudios. Por ejemplo, el lunes toca estudiar historia de Egipto, pero no tienes ninguna asignación de esa materia en la semana. Entonces, debes leer algún material relacionado con la historia de Egipto. Es una buena forma de no despistarse del horario establecido.

Conclusión

Cómo hacer un plan de estudios no está incluido en el currículo escolar de muchos países. De hecho, los profesores apenas hablan de ello y cuando lo hacen, no le dan la importancia adecuada. Obviamente, este problema causa un tremendo trauma en la vida universitaria.

Ya que no nos lo enseñaron en la escuela, debemos aprenderlo ahora. Recuerda que nuestro éxito en la vida depende solo de nosotros, así que, toma una de las mejores decisiones de tu vida y comienza tu plan de estudio ahora mismo.

Conoces alguna otra recomendación para hacer un plan de estudios. Compartela en los comentarios.

Fuentes:

  1. Pérez Porto, Julia; Merino, María. (2009). Definición de plan de estudio. Defincion.de. Consultado el 30 de marzo 219.
  2. Anónimo. (9 de abril 2017). Claves para crear un plan de estudio personal eficaz. Insight Psicología. Consultado el 30 de marzo 2019.
  3. Anónimo. (s/f). Create a Study Plan. Inteligent. Consultado el 30 de marzo 2019.
  4. Goeke, Nikalan. (s/f). Schedule Study. Develope Good Habits. Consultado el 31 de marzo 2019.
  5. FURLAN, A. (1996). Currículum e Institución. México, CIEEN Morevallado.