Saltar al contenido

¿Qué es un MOOC y por qué debes incluirlo en tu plan de estudios?

24 marzo, 2019

Los Cursos Abiertos Masivos en Línea (MOOC, por sus siglas en inglés) son la modalidad más práctica de la educación a distancia. También son la de mayor demanda. Esta enorme demanda responde a la constante necesidad de autoformación de las personas. Los MOOC aprovecha las ventajas de las tecnologías utilizadas para estudiar en línea. Además constituye una alternativa eficaz a la educación presencial. Pero, que es un MOOC?

Los MOOC son posible gracias todos los medios que las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) ponen a nuestra disposición para interactuar con el contenido, utilizando internet como plataforma.

En este articulo tus dudas sobre los MOOC seran respondidas. ¿Empezamos?

Qué son los Mooc?

MOOC es el acrónimo en inglés de Massive Online Open Courses, sin embargo, Manuela Raposo Rivas, de la Universidad de Vigo lo traduce al español con el acrónimo COMA (Cursos Online Masivos Abiertos), atendiendo a una lingüística de contenido y significado. Sin embargo, a lo largo de este articulo se utilizara el acrónimo en inglés, ya que es el más utilizado para referirse a este tipo de cursos, aún en nuestro idioma, transculturización aparte.

Se trata de cursos rápidos que tienen como herramienta una plataforma basada en Internet y que, generalmente, no requiere que el estudiante tenga alguna experiencia laboral o un pre-requisito académico para cursarlos.

Definiendo el acrónimo MOOC

Ahora definiremos las palabras que componen este término. Más que palabras definitorias, son también cualidades descriptivas de esta modalidad de educación a distancia.

  • Massive o masivo: son cursos sin límite de participantes en los que pueden inscribirse tantos estudiantes como lo soporte la plataforma. Da igual que se inscriban 10 o 100,000 participantes, los cursos están diseñados para que todos puedan acceder al contenido.
  • Online o en línea: es parte de la naturaleza de estos cursos, es obligatorio tener acceso a Internet para poder acceder a todo el contenido, los recursos, las prácticas y los exámenes del curso. En ocasiones, es necesario una conexión de alta velocidad para acceder a algunos recursos en 3D o vídeos de alta definición.
  • Open o abierto: esta cualidad define una característica muy particular de estos cursos, ya que hace referencia a que no es necesario presentar una certificación de otro curso o de algún grado universitario como pre-requisito para aplicar.
  • Courses o cursos: los MOOC son cursos rápidos de breve duración con un contenido muy específico.

Otros acrónimos utilizados para hacer referencia a los MOOCs

MOOC es la forma más extendida para llamar esta modalidad de educación a distancia, sin embargo, esta modalidad educativa no escapa de la diversidad de usos literarios utilizados en investigaciones, referencias, ensayos y estudios que utilizan otras formas para definirla. Cabe destacar que en algunas algunas de estas formas, aunque mantienen la esencia de un  MOOC, guardan ciertas diferencias entre sí. A saber:

  • SPOC (Small Private Online Courses):  su traducción en español es «Pequeños Cursos Privados en Línea». Para no prolongar mucho el asunto, esta modalidad hace referencia a cursos de origen privado, cuya finalidad es generar un dividendo a la institución que lo promueve, por lo tanto, hay que pagar por ellos para poder certificarse. Estos cursos tiene una gran preferencia, ya que más del 50% de los estudiantes declararon estar dispuestos a pagar 25 o más dólares por un curso, según una encuesta realizada por la Universidad de Pensilvania.
  • xMOOC y cMOOC: son modalidades de MOOCs que describen la modalidad académica en que se imparten los cursos. Los xMOOC son cursos que solo incluyen contenido y examen probatorio. Un cMOOC es más completo, ya que también incluye actividades de interacción con el contenido y de aprendizaje.
  • TELE (Tecnology Learning): cuya transcripción al español significa «Ense;anza potenciada por la tecnología». El término TELE hace referencia a la educación a distancia y a como esta aprovecha los avances de las (TICs) para transmitir conocimientos. En nuestro idioma, este término no es muy extendido.
  • SCOOC (Small Connectivist Open Online Courses): que en nuestro idioma podemos llamarlos como «Pequeños Cursos Conectivistas y Abiertos en línea». Esta es otra forma de llamar a los MOOCs no muy extendida en nuestro idioma.
  • OER (Open Educational Resourses): corresponde a un iniciativa de la UNESCO, lanzada en el año 2002. Este programa pone a disposición de los internautas una gran cantidad de recursos de manera gratuita. Aunque no se corresponde con la definición de MOOC, la accesibilidad de la información a cualquier mortal, hace que sea parte de su naturaleza.

Acrónimos de los MOOC en el idioma español

En nuestro idioma, al referirnos a un MOOC, también utilizamos acrónimos propios. Estos son utilizados a nivel académico y su uso no está popularmente extendido.

  • ÇEMA (Curso En línea Masivo y Abierto).
  • CAEM (Curso Abierto En Línea Masivo).
  • COMA (Curso On-line Masivo y Abierto).
  • CALGE (Curso Abierto en Línea y a Gran Escala).

Los primeros tres acrónimos son formas distintas de llamar un MOOC. El cuarto, sin embargo, se diferencia del resto al especificar una cualidad especial «y a Gran Escala».

Breve historia de los MOOC

A pesar del carácter académico de este articulo, el mismo esta orientado a reseñar las características principales de los MOOC, por lo tanto, solo se hará un breve recuento de la historia de esta modalidad de educación a distancia.

Antecedentes de los MOOC

Los doctores Antonio Bartolomé y Karl Steffens sugieren que el primer MOOC tuvo lugar en 1922, utilizando la novedad de la radiodifusión. Podemos refutar esa afirmación, ya que si bien, es posible impartir cursos masivos y abiertos utilizando la radio, como medio de difusión, no es posible poner a disposición de los radioescuchas todo el contenido accesible a cualquier hora del día, todos los días.

Bartolomé y Steffens (2005) se refieren a los cursos por radio, abiertos y masivos, difundidos por la Universidad de Nueva York. Esta modalidad de educación a distancia pronto fue aprovechada por otras universidades de renombre de los Estados Unidos. Sin embargo y a pesar de ser una iniciativa innovadora, estaba lejos de ser MOOC, tal y como los conocemos hoy.

La iniciativa del MIT y de la UNESCO

El MIT OpenCourseware (OCW), es una iniciativa del Instituto de Tecnología de Massachussets (MIT) para publicar todos los materiales con su licencia. Estos materiales fueron publicados libremente y estaban accesibles para cualquier persona. El proyecto fue anunciado en abril del 2004. Desde su lanzamiento, este programa ha inspirado a más de 250 instituciones que han seguido los pasos del MIT.

El antecedente directo de los MOOC son los Open Educational Resourses (OER, por sus siglas en inglés). A pesar de no estar diseñados como un curso en concreto, estos materiales eran subidos a Internet con la finalidad de educar, evaluar y promover la investigación. Le caracterizaba el hecho de estar siempre disponible para todos. 

El término OER fue adoptado por primera vez por la Agencia de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés), en el año 2002.

Aparición de los primeros MOOC

Realmente no hay una fecha definitiva de la aparición del primer MOOC, la discusión al respecto es bastante amplia. Sin embargo, podemos citar los primeros MOOC de los que se encuentran referencias, como los ofrecidos por Alec Couros y David Wiley.

  1. «From NAND to Tetris: Building a Modern Computer from First Principles». Se trata de un curso organizado por Noam Nisan y Shimo Schoken en el año 2005.
  2. «Introduction to Artificial Intelligence», Impartido por Sevastian Trun y Peter Norvig en la universidad de Stanford, que utilizó la compañía Know Labs. Este curso tuvo lugar en el 2011 y se matricularon en el 160,000 personas de todo el mundo.
  3. La Open Classrooms, compañía francesa, que desde el 1999 viene ofreciendo cursos en línea, inicio a ofrecer MOOC en 2012.

El año del MOOC

«The Year of The MOOC», así fue declarado el año 2012 por el periódico The New york Times, en un articulo publicado por este periódico con el mismo titulo. En su articulo, el periódico estadounidense explica que 2012 fue el año de mayor expectación de la comunidad educativa mundial relacionada con el término. Además fue el año en que plataformas como Coursera y Edx despegaron con fuerza y obtuvieron un crecimiento impredecible.

Ya que sabes qué es un MOOC, pero se que todavía tienes muchas preguntas por responder. Entre tus preguntas, es posible que se encuentre algunas de estas:

  • ¿Cuáles fueron los primeros cursos mooc?
  • ¿Son los MOOC una alternativa de aprendizaje confiable?
  • Si es así, ¿por qué debo incluirlo en mi plan de estudios?
  • ¿En realidad me conviene?
  • ¿Cómo identifico un buen MOOC?
  • ¿Dónde puedo estudiar uno?

La buena noticia es que voy a compartir las respuesta a continuación. Sigue leyendo…

¿Son los MOOC una alternativa de aprendizaje?

Esta pregunta es el título de un interesante artículo escrito por los doctores Antonio Bartolomé y Karl Steffens, publicado en la Revista Comunicar. Los doctores afirman que «no hay estudio de mercado, ni modelo de negocios, ni investigaciones empíricas que permitan confirmar sus efectos positivos». Esto se explica por el relativo poco tiempo que se viene implementando esta modalidad de aprendizaje.

Pero Bartolome y Steffens tienen buenas noticias sobre los MOOC. Sostiene  que la proliferación de estos cursos está haciendo que cada vez más los programas de aprendizaje giren gradualmente de un enfoque hacia el formador a un enfoque orientado hacia el estudiante. Los autores del citado articulo aportan un gran valor a la gran discusión existente en torno a los MOOC en el proceso de formación del estudiante.

«En realidad, los MOOC, como modalidad de educación a distancia, más que una alternativa de aprendizaje, son un complemento de formación del individuo.»

En español: el contenido de estos cursos esta enfocado en la experiencia del estudiante. Es decir, la satisfacción del alumno es lo primero. El profesor solo es un servidor y evaluador del conocimiento.

Se debe tener presente que un MOOC no sustituye los programas especializados de ninguna área del saber. Mucho menos los programas universitarios. Esta modalidad de la educación a distancia es un complemento a la educación pre y post universitaria.

Arturo Caravantes publicó el siguiente vídeo, donde explica muy bien en que consisten los MOOC.

Además, su facilidad para capacitar un empleado en un área específica, hace de estos cursos la modalidad educativa preferida de los programas de capacitación de las empresas.

¿Por qué debo estudiar un MOOC?

Bien, ya sabes que es un MOOC, conoces su historia y su importancia. Si todavía no esta convencido, veamos algunas razones más.

Razones para estudiar un MOOC:

  • El modelo educativo está cambiando, estos cursos generalmente se mantienen actualizados.
  • Gracias a los MOOC es posible estudiar, literalmente, desde cualquier lugar.
  • Siempre puedes ver el programa de clases completo antes de la inscripción en el curso. No hay trucos.
  • Si el contenido no es del agrado del estudiante, siempre es posible abandonar el MOOC. Inclusive, la mayoría de estos programas devuelven el dinero, al cumplir ciertas condiciones.
  • No existen horarios para estudiar, pero siempre es conveniente que guardes buenos hábitos de estudio.
  • Para resolver dudas, siempre hay un personal entrenado a tu disposición.

¿Por qué no estudiar un MOOC?

Parece increíble que, después de escribir mas de 2,000 palabras sobre qué es un MOOC y por qué te convienen, ahora tengo que darte razones por las que no los debes estudiar. Pero todo tiene un lado oscuro, que muchas veces depende de nosotros. Veamos:

Los cursos MOOCs al igual que todo programa educativo requieren una inversión de tiempo y esfuerzo, en ocasiones extraordinarios. A continuación las razones por la que algún estudiante no debería estudiar un MOOC :

  • Si solo quieres explorar el curso. Para eso ponen a disposición del estudiante una introducción en cada curso, a la que se puede acceder sin inscribirse. Además, no te cobran por explorar el programa todas las veces que quieras, antes de que tomes tu desición.
  • Los MOOC, como todo programa de educación a distancia, requieren de una capacidad de autogestión y de autoaprendizaje bastante alta. Si no cuenta con esta capacidad, no te recomiendo que estudie en esta modalidad.
  • Si no estas seguro  del área de estudio.
  • Debe tener claros sus objetivos de aprendizaje, si no lo has establecido, nisiquiera en tu mente, no lo intentes. No te inscribas en un MOOC hasta que no sepas que vas a hacer con esos nuevos conocimientos.
  • No te recomiendo estudiar un MOOC si la institución o la plataforma educativa que lo importe no generan confianza. Esto es extensivo al programa y al docente. Debe generarte confianza y debes estar convencido que podrás aprovechar lo aprendido.

¿Ahora ves que sí existen razones para no estudiar en esta modalidad? Ahora bien, analiza si estas razones dependen de tí.

¿Hay algún pre-requisito para estudiar un MOOC?

La respuesta a esta pregunta es un rotundo sí. ¡Claro que los hay! Y la realidad es que ninguna plataforma le negara la inscripción a nadie, siempre que se cumplas con los requisitos generales.

Para inscribirte en uno de estos cursos en línea solo es necesario tener una computadora con Internet. Es necesario leer bien los requisitos de cada curso, porque si la conexión a Internet es muy lenta, por ejemplo, se hará muy difícil sacar provecho a algunos de sus materiales complementarios.

Recomendaciones antes de inscribirse en un MOOC

Debe tener cuidado. Porque no cumplir con las recomendaciones que te explicaré a continuación, puede hacer que formes parte de las ya abultadas estadísticas de abandono que tienen estos cursos.

  1. Establecer objetivos de aprendizaje. Se debe tener bien claro la razón por la que se estudiara un curso.
  2. Estudiar solo los cursos de tu interés.
  3. No te inscribas en un curso solo porque está de moda, porque un amigo te dijo que esa área está dejando mucho dinero o porque el programa es muy atractivo.
  4. Estudia los MOOCs en serie. Si te quieres especializar en Marketing Digital, te recomiendo seleccionar los cursos relacionados a esta temática. Algunas plataformas cuentan con un programa especializado que incluye varios cursos de una misma temática. En español: por ejemplo, para especializarte en Marketing Digital, debes estudiar Gestión de Redes Sociales, SEO, SEM, Marketing de Contenidos, Social Media Manager, entre otros.
  5. La plataforma debe proveer a estudiante un certificado de aprobación. Ojo con esto, cualquiera puede obtener un certificado de participación, pero un certificado de aprobación del curso, es un plus para tu currículo.

¿Cómo identificar un buen MOOC?

Si has llegado hasta aquí es porque has entendido que los MOOC te convienen. Ya sabes qué es un MOOC, conoces su historia, que necesitas para inscribirte y bajo que circunstancias no te debes inscribir. Exclente!

Ahora veamos cómo identificar un buen MOOC.

La gran proliferación de este tipo de cursos hace que, en ocasiones, sea difícil separar los cursos de buena calidad, de los que tienen una calidad discutible. Entonces, ¿cómo es posible identificar un buen MOOC?

Al seleccionar un curso, se debe considerar, si este cumple con las siguientes condiciones:

  1. La institución debe generar confianza. Las valoraciones que dejan otros estudiantes, siempre deben ser consideradas.
  2. El programa de clases debe llenar las expectativas de los estudiantes.
  3. Muchos MOOC no tienen actividades de aprendizaje. Estas actividades son importantes. Fomentan la participación de los estudiantes y las prácticas que te permitirán interactuar con el contenido. Gracias a esto, aumentan la comprensión del alumno de los contenidos del curso.
  4. Si tiene garantía de satisfacción, es un gran plus. La mayoría de estos cursos tienen garantía de satisfacción. Se trata de que te devuelven el dinero invertido, siempre que no esté a gusto con el contenido del curso. Lo hacen en un periodo de 7, 15, 30 o 60 días, según la institución y de acuerdo a las condiciones establecidas para estos fines. Además, esto genera aun mas confianza, ya que se da por sentado que nadie pondrá tanto esfuerzo y recursos en un proyecto que terminara en devoluciones masivas.
  5. La plataforma debe proveer un certificado de aprobación. Ojo con esto, cualquiera puede obtener un certificado de participación, pero un certificado de aprobación del curso, es un plus para cualquier currículo.

Que deben tener estos cursos para ser buenos, digamos, a nivel didáctico

Las 5 recomendaciones anteriores son muy buenas, pero, ¿qué deben tener uno de estos cursos para ser bueno, a nivel didáctico? Ray Schroeder, de la Universidad de Illinois, respondió esta pregunta al NY Times. Dice Schroeder que las tres cosas más importantes del aprendizaje en línea son:

  1. La calidad del material cubierto. esto no parece ser un problema. el contenido, es la base de estos cursos y casi nadie se ha atrevido a entregar contenido de muy baja calidad.
  2. La participación del maestro. Aquí, tenemos un problema serio en la mayoría de los cursos, ya que al ser de naturaleza masiva, ¿cómo es posible hacer que la participación del profesor sea activa? A pesar de ello, algunas plataformas se las han ingeniado para lograrlo.
  3. La interacción entre los estudiantes. Esto es algo que Coursera y otras plataformas han resuelto de forma magistral. Coursera, por ejemplo, invita a los estudiantes a calificar las actividades de sus compañeros, mientras motiva la interacción entre ellos.

Donde se pueden estudiar los Cursos Abiertos Masivos en Línea

te expliqué en la reseña histórica que las primeras plataformas dedicadas exclusivamente a importar clases en esta modalidad son Coursera, Edx y Open Classroom. Estas plataformas, se han estado renovando constantemente. Además, se han esforzado por mantener la calidad y se han mantenido entre las plataformas más populares.

Sin embargo, Coursera y Edx nacieron anglosajonas y la mayoría de sus programas están en ingles. Por está razón, casi no cuentan con programas educativos en español. Open Classroom, por su parte, es francesa y sólo ofrece cursos en inglés y en francés.

En ese sentido, para los hispanohablantes las plataformas mencionadas no son recomendables. En cambio, si existen plataformas que, si bien algunas tienen su sede en los Estados Unidos, se han esforzado por ampliar su oferta académica en otro idiomas, incluyendo el español.

En la siguiente infografía Capacity.es nos muestra las principales prataformas MOOC:

Infografia porque estudiar un mooc
Infografía cortesía de Capacity.es

A continuación, comparto las plataformas con programas en español más importantes:

  1. Udemy: con 30 millones de usuarios alrededor del mundo, es una de las plataformas de MOOC más utilizadas. Ofrece más de 80,000 cursos y su oferta en español no es nada despreciable. En Udemy también encontrarás cursos gratuitos, con muy buena calidad.
  2. Tutellus: esta plataforma está creciendo con fuerza. Sus programas educativos, la facilidad de uso de su interfaz gráfica y la interacción entre los estudiantes que genera la hacen competir con las demás. Tutellus también imparte cursos gratis con muy buena calidad.
  3. Domestika: es una plataforma de MOOC enfocada solo a programas educativos artísticos y de diseño gráfico. La oferta en esa área, hace de Domestika una de las mejores plataformas para especializarse en las artes gráficas.

Existen decenas de plataformas que imparten estos cursos en el idioma español y la oferta es cada vez más creciente.

Conclusión

Los MOOC son la modalidad de educación a distancia más utilizada y de mayor crecimiento. Hoy en día,  de millones de estudiantes se certifican en MOOC todos los años. La gran discusión que han librado los expertos relacionada a esta modalidad de educación a distancia, especialmente, los muy críticos, no han logrado hacer tanto eco como para detener su crecimiento.

Es tanto así, que la gran oferta de MOOC que existe en el mercado, está confundiendo a muchos estudiantes, a tal grado, que la mayoría se inscribe en varios cursos a la vez y prolonga su finalización o no lo termina nunca. Para que esto no ocurra, es necesario que las plataformas agrupen los cursos por áreas de aprendizaje.

Gracias a Dios que algunas plataformas ya están tomando cartas en el asunto. Y están recibiendo buenos resultados de estas estrategias.

Ya sabes qué es un MOOC y conoces más sobre esto que hace unos minutos. ¿Tienes algún aporte? Deja un comentario.

Fuentes: